• SPANIA+34 679 721 753
  • VARNA+359/893 430 017

GASTOS DE VIDA

Los gastos de vida en Bulgaria son muy bajos en comparación con la mayor parte de los países occidentales y centrales de la Unión Europea. Los alquileres, el transporte, la comida y las diversiones son accesibles. Realmente, los gastos de la vida en Bulgaria son tal vez entre los más accesibles no solo en Europa, sino por todo el mundo, y lo importante es que además de todo europeo que ofrece, el país es una destinación muy buscada por su cultura emocionante y sus atracciones turísticas. La combinación de estas cosas, junto con la alta calidad de la educación después de la graduación, atrae miles de estudiantes internacionales.

Los precios varían según el sitio, porque las ciudades más grandes son más caras en comparación con las ciudades más pequeñas. Pero muy raramente el estudiante se siente como si gastara mucho porque en Bulgaria solo una tercera parte del dinero que se usa en cualquier país europeo es necesaria para las mismas cosas y servicios.

En el principio, un estudiante necesita 260€ por mes para gastos de la vida, si él/ella vive en las residencias estudiantiles de la universidad (vean la tabla abajo) o 500-600€ por mes si vive pagando alquiler. En combinación con las tasas razonables de educación, Bulgaria se convierte en una de las destinaciones mejores en el mundo para estudiantes internacionales.

GASTOS MENSUALES EN LA CIUDAD DE VARNA:

Alquiler de un apartamento (de una o dos habitaciones): – 150 – 250 EUR

El internet: – 8-10EUR

Electricidad: – 30 – 70 EUR (depende de la vivienda)

Agua: – 5-8 EUR

La comida, los taxis y el transporte público, son unos de los más baratos en Europa.

LA VIDA ESTUDIANTIL

Bulgaria es un país hermoso, con muchas ciudades que se encuentran muy cerca de pequeños pueblos y bosques. Modernos y al mismo tiempo, hundidos en la historia y antigua arquitectura del pasado búlgaro y bizantino. Famosa con su gente amable y la seguridad, Bulgaria ofrece unas de las recepciones más agradables a los estudiantes de todo el mundo.

La hospitalidad de los búlgaros, junto con la manera de vivir que rodea la cultura juvenil, garantiza que la vida estudiantil en Bulgaria será una experiencia inolvidable aún para los sabores más exigentes. La dimensión del país, el modo de vida balcánico garantizan que hay una diversidad muy grande en las ciudades, las fiestas, la arquitectura, la comida, las tradiciones, el paisaje, las diferencias culturales y cada uno puede encontrar qué hacer. Además los clubes universitarios y las sociedades de personas de intereses comunes abundan y por causa del paisaje diferente y el clima agradable, Bulgaria se convierte en un sitio ideal para ocupaciones al aire libre. El país asegura a los estudiantes la posibilidad de participar en actividades en la esfera del alpinismo y el turismo peatonal, siempre cuando hace buen tiempo. En el invierno se puede esquiar, practicar deportes acuáticos durante la primavera, el verano y el otoño y deportes colectivos durante todo el año. Y no en último lugar, Bulgaria es una tierra de rica herencia cultural, con larga tradición en la esfera de la opera, el teatro, los festivales musicales, hay muchos museos. La vida nocturna también es muy buena, porque cada ciudad, grande o pequeña tiene muchos lugares para descansar después del largo día.

Al norte, Rumanía es ideal para ir de excursiones a los castillos famosos, incluso el de Drácula, también se pueden ver pequeñas calles y antiguas aldeas. Al oeste Serbia propone monasterios, dormidos en el tiempo y viniculturas por la orilla del Danubio, hundidas entre bosques de verdura eterna. Al sur, está situada Grecia con su isla exótica Samotraki сon cascadas de doscientos trescientos metros, que desde arriba se hunden en el mar. Al este, Estambul en Turquía ofrece una rica experiencia multicultural, milagros arquitectónicos del pasado y presente, tentaciones de la cocina y modo de vida en el cruce de culturas y religiones orientales y occidentales. En Bulgaria, majestuosos macizos montañosos, que llevan el peso de la nieve aún en los meses de verano, bosques exuberantes, desfiladeros con una hermosura, que todavía no ha sido vista de todos, playas de oro, llenas de la energía del espíritu juvenil y cafeterías descubiertas, que se hallan en cada calle con un desfile de colores de paraguas y mesas, con muchas iglesias históricas y monasterios bizantinos – todo esto va a hacer a los estudiantes que recuerden para siempre su vida estudiantil.

Las montañas en Bulgaria abarcan una tercera parte del territorio del país, y una buena red de eco caminos permite a los visitantes que valoran su gran hermosura. En la mayor parte de los regiones montañosas hay bien organizados equipos de trepa y unos de los más famosos están en la ciudad de Vratza, Lakatnishkite skali y Malyovitza. En Bulgaria abundan los centros de esquíes, así como la cumbre Kaimakchalan y la cumbre Olimp en Grecia son también famosas destinaciones para los estudiantes entusiastas de esquíes. Por las montañas y por los caminos se ofrecen paseos con caballos, organizados por el ministerio. Los equipos de deporte hípico por todo el país ofrecen pequeños paseos o viajes más largos con guía. Realmente el deporte hípico existe en Bulgaria desde hace 90 años. Cada año en la ciudad de Bojurishte se celebra competición con caballos, aprobada por la Copa mundial hípica. Hay estudiantes que han participado y han ganado muchos premios en el pasado. Bulgaria tiene un calendario muy variado que conserva las tradiciones antiguas durante todo el año.

Las rosas son el símbolo de Bulgaria. La mayor parte de los guías turísticos no hablan de esto, pero una foto que hemos recibido de un estudiante nos obliga hacer esta pequeña nota. La recogida de las rosas, una de las más antiguas y queridas tradiciones búlgaras, se ha convertido sobre todo en una atracción turística, y las rosas son tal vez el pequeño orgullo de los vecinos en las ciudades. Como símbolo la rosa se puede encontrar en la artesanía, las canciones y las tradiciones, se ha conservado durante los siglos en la mezcla de tradiciones griegas, turcas y búlgaras.

Los estudiantes de medicina en Bulgaria pueden ser muy felices de la alta calidad de la vida estudiantil. La mayor parte de los comentarios son de los gastos bajos, la admisión fácil a cada parte del país y a las curiosidades de la naturaleza bonita con el transporte público. Es importante también el interés que sus profesores muestran hacia sus estudiantes y la calidad de las asignaturas. El diploma es uno de los premios más grandes que alguien puede poseer en Europa.